Kontakt     Hauptseite     zurück
zurückanterior     próximonächstes Kapitel
D     ENGL

Judaísmo: falsificaciones y verdades en el Antiguo Testamento (AT) según documentos y excavaciones

Una nueva identidad por nueva historia judía por ciencia cronológica y arqueológica

32º Reino de Judá: la religión es el foco - la propaganda para una religión de un dios

de Michael Palomino (2006 / 2010 / 2011)

Compartir:

Facebook








de: Israel Finkelstein / Neil A. Silberman: "La biblia desenterrada". Aquí fue usado la versión alemán: "Keine Posaunen vor Jericho. Die archäologische Wahrheit über die Bibel"; edición Deutscher Taschenbuchverlag DTV GmbH & Co. KG, Munich 2004, segunda edición 2005; la versión original del libro está en inglés: "The Bible Unearthed. Archaeology's New Vision of Ancient Israel and the Origin of Its Sacred Texts"; edición "The Free Press, a division of Simon & Schuster, Inc.", 2001; la primera versión alemana vino de la edición C.H.Beck oHG, Munich 2002



La propaganda contra todos los dioses salvo de "Dios"

Los propagandistas del Reino del sur de "Judá" están iniciando un movimiento de reforme religioso para eliminar todos los dioses salvo de "Dios" (JHWH). El templo de Jerusalén debería ser purgado de todos los dioses "ajenos" (p.250).

Ese movimiento provoca una lucha y una diputación grande respecto a la religión. Los profetas con sus advertencias afirman que debería ser impedido otra ruina como la ruina del Reino del norte de Israel, y por eso solo un único dios sería aceptable, y esa propaganda aún ve el cielo abierto. Así leyes religiosas y práctica religiosa son "popular". Pero los propagandistas afirman ahora que todos los israelitas deberían tener la misma creencia, y Jerusalén crece su potencia. Los sacerdotes y los profetas están propagando la forma "justa" de la adoración para los habitantes de Judá y para los israelitas del ex Reino del norte (p.267).

El movimiento de solo un dios

-- tiene la meta crear una creencia ortodoxa

-- tiene la meta que vale solo una historiografía del pueblo judío, y Jerusalén debería jugar un rol central en esa historiografía

-- se puede suponer que el movimiento de solo un dios tenía sus conexiones con la economía, con la política y con la cultura, y que la meta final fue la reconquista del Reino del norte, con una dinastía de "David", con el centro Jerusalén, y todos los otros centros culturales en el norte deberían ser destruidos (p.269).

[Así funciona la dictadura religiosa].

La censura religiosa en el Reino de Judá con el gobierno de Ezequías según el AT falso

Afirma el AT:
-- el rey Ezequías es dicho haber gobernado por 25 años en Jerusalén y es dicho haber sido un rey "bueno", y es dicho haber ejecutado reformas religiosas para reinstalar la "pureza" y la "fidelidad" con Dios que existió desde el rey David inventado (p.253)

-- el rey Ezequías es dicho haber convertido Jerusalén en un centro de adoración de Dios, y es dicho haber definido la dinastía de David como único mediante entre la población y Dios (p.270)

-- el rey Ezequías es dicho haber ordenado la eliminación de los altares de sacrificio en las "colinas"
-- el rey Ezequías es dicho haber ordenado la destrucción del cuadro de la diosa de fertilidad de Ashera
-- el rey Ezequías es dicho haber matado el serpiente éneo del Moisés inventado
-- el rey Ezequías es dicho haber sido el rey más fiel con Dios (2º Reyes 18,3-7) y solo con el rey Ezequías la santidad fue reinstalada como supuestamente había sido con el rey David (p.254)

[pero un rey David jamás existió].

El AT afirma que Ezequías hubiera sido tan valiente como el falso rey David, y todo Judá es dicho haber sido purgado por Ezequías de sus pecados del pasado (p.271).

Según el Antiguo Testamento, el rey Ezequías es dicho haber mandado embajadores a las tribus inventados de Efraím y Manasés a la serranía del ex Reino del norte de Israel, para invitar los israelitas a la celebración de Pésaj (2ª Crónica 30,1; 30,10; 30,18). La crónica bíblica del AT representa el rey de Ezequías como un segundo rey Salomón, y Ezequías es dicho haber unificado Israel completamente alrededor del templo de Jerusalén. Ezequías es dicho haber ambicionado de manera abierta la gerencia para Judá y el ex Reino del norte de Israel (p.280).

Los otros cultos de dioses son considerados en la Biblia en el AT como variedad sociológica caótica (p.269), y las viejas estructuras tributales en el campo tienen que ser eliminadas (p.269-270). Las tradiciones originales judías son calificadas como idolatría canaanita y ahora son calificadas como ajenas (p.270).

El AT afirma que los cultos viejos serían prohibidos ahora - el AT jamás menciona los representantes de los cultos viejos

Solo es conservada la literatura de los sacerdotes del "grupo de un único dios". Lo que los enemigos de Ezequías piensan, el hecho que otros representantes quieren tolerar otros cultos como el culto de la diosa de la fertilidad de Astarté,o como el culto de los astros, no es conservado (p.285).

Todos los cultos que no son calificados de Dios como los cultos de la fertilidad o los cultos de los antepasados son prohibidos. La variedad de las prácticas religiosas es prohibida (p.267). Los propagandistas de "un dios" pueden ganar la lucha. El origen de ese movimiento es en el Reino del norte de Israel (p.268). Finkelstein / Silberman estiman que los profetas con sus advertencias han manipulado los sacerdotes judíos y los empleados estatales reales (p.268), y así soportan el "movimiento de un único dios" (p.269).

[Y así ¿el Reino de Judá debería ser protegido de su ruina contra un imperio gigante de Asiria? Todo eso es de verdad una locura absoluta...]

Pero los representantes de las tradiciones tradicionales no quieren simplemente perder (p.268). La Biblia también oculta eso. Pero según Finkelstein / Silberman la Biblia tendría otro texto cuando los tradicionalistas hubieron "ganado".

Finkelstein / Silberman:

"Cuando los adictos de las formas tradicionales de la adoración sincretista [religiosa mezclada para diversos dioses] hubieron ganado al fin, así la Biblia tendría otros textos - o no existiría ninguna Biblia." (p.269)

La arqueología no puede constatar ninguna censura del rey Ezequías, y censura no existió

La arqueología no puede encontrar nada de la lucha supuesta de las reformas durante el gobierno de Ezequías. Los dos sitios Arad y Beerseba que están en conexión con las reformas de Ezequías son muy discutidos (p.270).

Costumbres nuevas en Jerusalén: tumbas de cuevas para los ricos

Sobre todo para Jerusalén se puede probar nuevos ritos de enterramiento, eventualmente en conexión con una nueva élite. En los pendientes de las crestas alrededor la ciudad hay instalaciones artísticas de tumbas nuevas en el roque, muchas veces bien ornadas, los techos con frontones, con molduras, con pirámides coronados, probablemente fueron tumbas de la nobleza o para empleados estatales altas (p.266).

Fragmentos de inscripciones de tumbas indican que fueron de la nobleza. Se pudo encontrar esa forma de tumbas cerca de unas localidades en la serranía también (p.266).

El Antiguo Testamento critica esas tumbas de lujo en las rocas, p.e. el profeta Isaías. Él reclama que el director real del palacio, Sr. Sebna, se deja instalar una tumba en la roca (Isaías 22,15-16) (p.266).


zurückanterior     próximonächstes Kapitel





^